viernes, 4 de diciembre de 2009

Decibelios y hertzios


Hay cosas que nos golpean día tras día y ni siquiera entendemos.
Investigando las definiciones de Hertzio (o hercio) y de decibelio, me he llevado una grata sorpresa al ver que los decibelios vienen medidos en escala logarítmica.
Esto quiere decir que una diferencia de 10 db (1 belio) suponen una intensidad del sonido diez veces mayor.
Por ejemplo, entre una simple conversación (40 db) y una clase llena de alumnos alborotando (50 decibelios) la relación no es lineal, sino que el nivel de sonido es diez veces mayor.
Pero ojo, pues si tomamos el ruido de una moto (digamos 60 db), éste no es veinte veces mayor que el de una conversación, sino 100 veces.
Si la diferencia es de 30 db, esto significa que el sonido más fuerte es mil veces mayor que el menos fuerte.
De modo que el ruido del tráfico es más de un millón de veces más potente que el ruido existente en una biblioteca (aunque he de decir que he hecho guardias en bibliotecas y casi podría afirmar lo contrario).

¿Y qué relación hay entonces entre decibelios y hertzios?
Ninguna, salvo que ambos van referidos a sonidos.
Los decibelios miden el volumen, mientras que los hertzios miden la frecuencia. Por ejemplo, una nota LA estándar tiene 440 hz (y 880 hz, y 220 hz), pero se puede tocar de modo que suene más o menos fuerte (la misma nota se puede tocar a más o menos decibelios). La diferencia entre un LA de 220 hz y un LA de 440 hz es que el segundo es más agudo que el primero.

Después de este calentamiento de cabeza, ya me puedo ir a descansar en el puente.
No hubieseis preguntado.

7 comentarios:

irene dijo...

Te mereces un buen descanso, disfruta de este macropuente y hazte un viaje al fin del mundo, donde haya silencio, paz y tranquilidad, ni se te ocurra ir a una de esas bibliotecas que frecuentas.
En cuanto a tu pregunta de qué hay que hacer para viajar con esa "intensidad" y con esa "frecuencia", te diré que, tal vez, vivir otros 30 años más aproximadamente, todo llega antes o después.
Besitos, Manuel.

Manuel Amaro dijo...

Muy ingenioso tu juego de palabras con "intensidad" y "frecuencia".
Un abrazo!!!

Alea dijo...

que se lo digan a los sordos!

Melchor Clemente dijo...

Amaro,

Después de leer detenidamente tus explicaciones sobre ambos conceptos voy a contratarte para realizar los estudios de ruido de las centrales térmicas/ciclo combinado. Espero que nos veamos en Navidad...
Un abrazo, tu compañero y amigo
Melchor Clemente

Manuel Amaro dijo...

Alea... para los sordos hablaré de altura o frecuencia, que con las vibraciones sí que se apañan.

Melchor!!!!... qué sorpresa, amigo. Acepto ese cargo en las centrales. Eso, claro está, si se me paga considerablemente, que últimamente tengo el caché bien alto. Un abrazo, y espero que nos veamos en las fiestas.

Mery dijo...

Cuando vuelvo de un fin de semana campestre me acuerdo de la madre de todos los decibelios de esta santa ciudad.
Un abrazo

María A. dijo...

Jo...menudo nivel gastamos!!! Ni que hubieras dado una conferencia-taller... a este paso te cambian de asignatura en el insti!!! ;)