viernes, 9 de marzo de 2012

GOBIERNO DEL PUEBLO, POR EL "PUEBLO", PERO NO PARA EL PUEBLO

Esto pinta cada vez peor. Siento seguir en esta línea pesimista, pero por mucho que me digan que todo lo que se hace es imprescindible para salir de la crisis, yo no puedo dejar de pensar que dar una serie de pasos en falso ahora puede conseguir que ese estado de bienestar por el que tanto han luchado nuestros padres se convierta en un feudalismo encubierto con el que habrían de penar nuestros hijos. 
Y es que no veo claridad política. No percibo espíritu de mejora. Esto sigue siendo un, y perdónenme la infantil referencia homófoba, "marica el último". A los parlamentarios con piso en Madrid les piden que tengan el gesto de renunciar a su "legítima" dieta por alojamiento, y los de PP y PSOE dicen que no. Dinerito, dinerito.
Nada bueno puedo esperar de un gobierno que cada vez toma más poder, un gobierno de clara ideología de derechas (parece que esta España durmiente ya ha olvidado qué es eso de la derecha). Leo las declaraciones de Esperanza Aguirre y ya ni siquieran tienen tufillo a totalitarismo: es que son claramente despóticas y propias de un noble medieval. Después de hacer alarde de ignorancia doquiera que hable, ninguneando a interinos (exactamente dijo que no habían aprobado oposiciones y entraban a dedo), abriendo la puerta a la privatización de la enseñanza, idem para la sanidad, y después de un millón de despropósitos políticos que ya habrían costado la cabeza de cualquiera que no llevara en su apellido el título de condesa y noble de España, ahora se atreve con el aborto (otro de estos temas calentitos que la sociedad ya habría asimilado y superado de no ser por la siempre molesta intervención de la moral eclesiástica), afirmando literalmente que "el aborto no es un derecho, sino un fracaso de la mujer en todos los supuestos".
O sea, si yo no me he vuelto imbécil de ayer a hoy (que todo es posible), y teniendo en cuenta los tres supuestos en los que el aborto está despenalizado, según la afirmación de Aguirre yo entiendo:
a) Si la mujer es violada, entonces se trata de un fracaso de la mujer.
b) Si el feto sufre malformación física o psíquica, entonces se trata de un fracaso de la mujer.
c) Si el embarazo supone un riesgo grave para la salud de la mujer, entonces se trata de un fracaso de la mujer.
En serio, no quiero ser gobernado por la nobleza. Los nobles, desde que el mundo es mundo, han obtenido riqueza a costa de sus vasallos. Tú te deslomas y yo, con el poder que me otorga mi cargo, te protejo. Lo que teníamos hasta ahora no les podía interesar... ¡un mundo lleno de ricos, por favor! La gente tiene que seguir en el barro, porque desde el barro es difícil llegar caminando al castillo. 
Venga, vamos, dejemos que se privatice la enseñanza, que se privatice la sanidad, que el Estado (nosotros) no pague nada, sólo las medallitas concedidas al ejecutivo saliente por "beneficiar a la nación". Me atraganto con esto, coño. Se va Zapatero del gobierno sin haber tenido los santos cojones de aprender inglés (por citar algo) y le dan el puñetero Collar de la Orden de Isabel la Católica. Y a una madre que saca cuatro hijos adelante, que aprueba dos oposiciones sin plaza después de cinco años de licenciatura, un máster y mil cursillos, que viaja durante quince años una media de 100 km para ir a trabajar, que paga 500 euros de hipoteca con suelo y ve sobrevolar continuamente la sombra del embargo, que aguanta que le digan que ha sido colocada a dedo, y que encima es violada después de salir de la primera quedada con los amigos que ha tenido en los últimos doce años... ¡a esta madre le dan la medalla a la mujer fracasada!
Se puede salir de esto, pero antes tienen que rodar cabezas. De lo contrario, no nos dejarán salir del barro: no les interesa. Miremos a los miembros del ayuntamiento de Torrelodones, que han conseguido la alcaldía con un grupo de "gentes del pueblo", liberados de ideologías políticas, que con ganas y buen hacer han logrado superávit en estos difíciles tiempos de corren. ¿Que cómo lo han hecho? No, no han recibido más pasta que otros. Simplemente se han recortado el sueldo, han minimizado gastos, han prescindido de los "cargos políticos de confianza" nombrados por anteriores legislaturas (en estas tierras se llaman enchufados. Escarbas un poquito y aparecen cientos), han dejado de alquilar coches oficiales y sus respectivos chóferes... Todo un alarde de huevos gracias a lo cual sus proveedores cobran al momento. Y como bien sabemos, si los proveedores cobran, el dinero se mueve. Y si el dinero se mueve, esto marcha.
Espero que esta mi visión catastrofista de los acontecimientos se quede sólo en eso. Espero dejar de sentirme como el gran jefe Seattle cuando escribió su carta a Franklin Pierce, presidente de los Estados Unidos, obligado a "vender" su tierra: "enseñen a sus hijos que nosotros hemos enseñado a los nuestros que la tierra es nuestra madre. Todo cuanto ocurra a la tierra ocurrirá a los hijos de la tierra". Espero no tener que contarles a los míos que cuarenta años atrás pudimos aprender y leer libremente y que la gente no moría por no poder pagarse una operación. 
Me moriría de la vergüenza, por haber estado allí... y no haber hecho nada.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Sr.Amaro, sólo me viene a la mente aquella frase que le dijo el jefe de una tribu de canívales a su víctima:"Para que vea que somos generosos, le doy la oportunidad de elegir entre ser cocido o asado".
Estos buitres (todos), nos están proponiendo lo mismo.¿Qué podríamos hacer?,¿soplar y soplar al fuego de la cazuela para tratar de apagarlo?
J.L.

Mery dijo...

A estas alturas del s XXI no querría pensar que la nobleza sigue siendo inútil e improductiva.
Tu entrada da para un debate de altura, no lo dudes, y, por entrar en alguno de los puntos que tocas, no puedo soportar que se privatice la sanidad, por ejemplo.
¿Dónde queda, dónde está escondida la buena gestión pública?
Vergonzoso.
En fin, siempre el dinero y el poder corrompiéndolo todo.
Un abrazo

Manuel Amaro dijo...

Sr. J.L... tal vez si soplamos todos a la vez consigamos algo.

Mery... esto da asco, ¿verdad?

alberto dijo...

Que grande eres Manuel, un abrazo

Manuel Amaro dijo...

1.83. No tanto.