sábado, 25 de agosto de 2007

Fobos: "CAOS", mi personal elogio de la locura


Comencé a escribir Caos en abril del 2005, tras un parón de exactamente siete años sin escribir. La idea de crear un mundo post-apocalíptico llevaba rondándome la mente durante tiempo, pero como en general no soy capaz de cuajar una idea si no comienzo a trabajar en ella, no tuve más remedio que empezar a escribir o seguir soñando todas las noches con edificios derruidos en los que dos únicos supervivientes luchan por mantenerse con vida. Y de este modo volví a la literatura, o la literatura volvió a mí. No se imaginan lo que se atora uno cuando no practica: cada vez más estoy convencido de que el arte de escribir consiste en un mucho de oficio y un poquito de imaginación. Yo le debo a este relato el haber desempolvado para mí algunos viejos trucos de escritor de relatos cortos, como por ejemplo la licencia para no contar demasiado del asunto. Con esto se consiguen dos cosas: en primer lugar dejas que el lector haga su propia interpretación e imagine los vacíos a su antojo; la segunda es que no alargas demasiado el texto, lo cual podría contradecir la propia esencia del relato. En este relato no se narra cómo se ha llegado a la caótica situación en la que se encuentra el protagonista, ni falta que hace. No es necesario para la narración, así que usted decide cómo se acaba el mundo. Yo prefiero centrarme en el personaje principal, Salamandra, y en cómo su mente se adapta a una fiera lucha por sobrevivir. La ilustración, como todas las de Miguel Ángel Cáceres, una maravilla.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

La ilustración esta guapisima!!!!!!!
Andale, Andale

Sara dijo...

Buenos días, soy Sara otra vez.
Y eso de hacer una entrada por cada relato me gusta y lo de descargarlo también.Haber si os animáis a poner mas comentarios!!!!
Un beso
La "revisadora" y "opinadora" oficial de Manuel Amaro Parrado

Patricia Cruzat Rojas dijo...

Para mi este fue un relato muy distinto.
Quedaron en mi mente grabadas imágenes de lugares...más que de personas, es increíble con lo poco que logro situarme en lugares descritos por otros, logras que yo entre en los tuyos y eso es para mi un lujo! Me sentí sola.
Espero que esta historia nunca se haga realidad y ahora entiendo algunas cosas.

Como dije...un relato distinto.

besos

Manuel Amaro dijo...

Patricia: Estoy seguro de que lo que imaginaste supera con creces mis propios decorados del relato. Dijiste que creías saber el final... ¿acertaste?

Klau dijo...

Estoy de acuerdo con Paty.
El relato es diferente, y potencialmente se siente la SOLEDAD.
Es inevitable entrar en el lugar y sentir hasta el frio...

Eres una bestia para describir lo preciso sin reventar la historia, sin recargarla.

Te felicito TREMENDO, sigues sin desilucionarme.
BESOS
KLAU

Anónimo dijo...

Esta genial el relato

Manuel Amaro dijo...

Gracias anónimo