sábado, 2 de febrero de 2008

Lectura recomendada: Macbeth, de W. Shakespeare

Se trata de una obra acerca de la ambición desmedida y la traición, escrita con una exquisitez tal que nos deja por los suelos a todos los que intentamos de vez en cuando plasmar una historia en papel.
Cuando Macbeth y su compañero Banquo regresan del campo de batalla, se encuentran con tres brujas que saludan a Macbeth, le anuncian barón de Cawdor (título que él no posee), y le vaticinan que un día será rey. A Banquo le dicen que sus descendientes serán reyes. Cuando Macbeth pide a las brujas que le aclaren el sentido de las profecías, ellas desaparecen. Se presenta un enviado del rey, quien notifica a Macbeth la concesión real del título de barón de Cawdor, hecho que empieza a dar credibilidad a las predicciones de las brujas. Viendo cumplida la profecía, Macbeth comienza a ambicionar conseguir el trono, y sospecha que los hechos que hayan de ocurrir nunca ocurrirán sin que su mano intervenga.
¿Conseguirá Macbeth ser rey?
En tal caso, ¿qué pensará Macbeth al tener la certeza de que serán los hijos de Banquo los que continúen con el linaje de reyes?
Existen algunas versiones cinematográficas de esta historia (Roman Polanski, Orson Welles...), de las cuales destaco "Trono de sangre" (1957), versión de Akira Kurosawa ambientada en el japón medieval.
Aquí os dejo un enlace desde el que podéis descargar el libro (y algunos más).
Que la disfrutéis.

6 comentarios:

PEDRO JORGE HERNÁNDEZ GONZÁLEZ dijo...

Manuel... cada vez que alguien se culpa a sus problemas logísticos de su ineficiencia (la secretaria al teclado, el estudiante a la falta de Internet, el cocinero a la de aceite, etc), se le dice: "Skakespear escribió toda su obra con lápiz y papel, no necesitó de comptadoras ni teclados... e hizo de macbet, Rey.

Gracias por el link.

PEDRO JORGE HERNÁNDEZ GONZÁLEZ dijo...

Perdón, tecleé mal Shakespeare...

(culpa del teclado, ¿eh?)

Manuel Amaro dijo...

No conocía el dicho. Pero Shakespeare no fue el que dio el trono a Macbeth, sino más bien fue el rey Macbeth el que hizo a grande a Shakespeare. Y es que, como curiosidad, Macbeth reinó en Escocia desde el 1040 (siglos antes que Shakespeare) y mató en el campo de batalla al que hubiese sido el sucesor al trono del rey Malcolm, consiguiendo así la corona.
Lo que sí es cierto es que Shakespeare supo dale una dimensión literaria impresionante a los hechos (brujas, sucesiones, traiciones, complejos, celos...). Otra curiosidad histórica: el rey Macbeth (el auténtico), expió su culpa peregrinando a Roma. Mucho menos literario, ¿no?
De nada por el link, Pedro. Qué menos.

ABRAHAM LÓPEZ MORENO dijo...

Pasaba por tu casa.
Saludos desde "Panorámica Cazorlense".

anonimus ostradamus dijo...

se recomienda no poner el correo escrito, te peden petar el correo con mierdas, mejor que sea en imagen, los ordenadores no la leen pero las personas si.

Sara Serrano Amaro dijo...

Si lo describes como misterio, intriga quizás algún día me lo dejes ;)