sábado, 30 de octubre de 2010

38 DE ACERTIJOS

Un acertijo clásico, para calentar este mini-puente. Se lo dedico a mis chicos de 1º de bachillerato, que sé que les gusta pensar en vacaciones.
Un ganadero muere y deja a sus tres hijos una herencia de 35 cabezas de ganado. En su testamento afirma que el mayor se llevará la mitad de las reses, el hijo mediano una tercera parte, y el pequeño la novena parte.
Cuando fueron a repartir, los tres hijos se dieron cuenta de que el 35 no era múltiplo de ni de 2, ni de 3 ni de 9, con lo cual no podían repartir el ganado sin matar alguna de las reses.
Por ello, hablaron con su vecino, Alexander Picarón, y éste les propuso lo siguiente:
 -Yo os doy una res más, y así podéis repartiros la herencia sin problema alguno.
Los hijos dijeron "¡albricias!", y saltaron y cantaron, pues ya podían tener lo suyo sin matar res alguna, y encima habían ganado una cabeza de ganado más.
Al repartir, el mayor se quedó con la mitad de 36, es decir, con 18.
El mediano, con una tercera parte de 36, es decir, con 12.
Finalmente, el pequeño se quedó con su novena parte, esto es, con 4.
Como 18+12+4 = 34, el vecino Alexander Picarón dijo que él se llevaría las dos reses que sobraban, y el asunto estaría por fin resuelto sin necesidad de matar al ganado.
Los hijos se miraron con cara de bobos.
¿De qué forma fueron timados?

Juas, juas, juas. Eso les pasó por quitarse de la escuela en 3º de la ESO.

9 comentarios:

Aniv dijo...

Hola! te invito a visitar mi blog!

Un saludoo!!

Manuel Amaro dijo...

Aniv... gracias por la invitación, pero... ¿te conozco?

Sara Serrano Amaro dijo...

Pon más difícileeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeees

los lunes dijo...

El momento está claro: se fiaron de alguien llamado ¡¡¡¡Picarón!!!!! ¿Qué necesitaban para darse cuenta de que no había que fiarse de él, que se llamara "tocomocho"? Pardillos.
Y encima se quitaron en 3º ESO... Seguro que el tal Alexander terminó por 4º Diver.

Anónimo dijo...

Y digo yo y digo bien: Si al primero le da la mitad, esa mitad ya no se toca y es el resto lo que queda por repartir entre los otros. Yo creo que ahí está el truco del almendruco. Jose-Luis

Manuel Amaro dijo...

Sara... el próximo te vas a cagar.

Mondays... estos no fueron a mis clases.

J. Luis... no hay truco. Cada uno se lleva su fracción correspondiente del total.

irene dijo...

Me rindo, pensé que era un poquito más lista, claro, cuando yo estudiaba no habia eso de la ESO, ¿será por eso?, qué mal se me dan las ecuaciones, jajaja, estoy muy obtusa hoy.
Besos.

Mery dijo...

Luego lo pienso, ahora sólo entro a decirte MIAUUUUUU.

John Smith dijo...

D. Manuel, el timador fue el padre ya que no les repartió toda la herencia: la mitad más la tercera parte más la novena parte de "algo" no es el "algo" entero, son los "diecisiete dieciochoavos" del total. Este acertijo es conocido en versión más reducida, con sólo (o solo) 17 camellos. Un saludo ... y a ver si pone usted sus soluciones ...