domingo, 3 de julio de 2011

EGON SCHIELE, UN GENIO A LA SOMBRA DE KLIMT

En mi último (y único) viaje a Viena tuve la oportunidad de visitar en el Belvedere una exposición de Egon Schiele, un artista que no conocía por aquel entonces y cuya fuerza visual me cautivó desde el primer cuadro.
Un solo vistazo a la exposición fue suficiente para intuir un genio encerrado, un tipo sensible y atormentado, un loco capaz de dibujar su propio alma.
Su vida estuvo plagada de contratiempos. Su gran mentor fue Klimt, un artista ampliamente reconocido en la época que le consiguió encargos y exposiciones y logró introducirlo en un selecto círculo cultural vienés. Su obra, erótica y controvertida, llegó a llevarlo a la cárcel por utilizar a modelos menores de edad.



Lamentablemente murió muy joven, a los 28 años, posiblemente de aquella terrible pandemia (la peor de la historia) conocida como gripe española (curioso el nombre, pues se originó en Kansas. Se la conoce con este nombre porque en plena I guerra mundial el país que más cobertura mediática sin censura le dio fue España, por eso de que estábamos fuera del conflicto y no teníamos por qué motivar o desmotivar a los soldados. Ya sabían mucho por aquel entonces estos americanos...).


Hoy día, Schiele está considerado el segundo pintor más representativo de Austria, después de Gustav Klimt, por supuesto.
A propósito de Klimt, "el beso" es uno de los cuadros más sorprendentes y mágicos que he visto nunca. Puedes verlo en cientos de libros, en páginas webs, en pósters gigantes..., pero en directo es realmente hipnótico. No puedes dejar de contemplarlo desde un lado, moverte y seguir contemplándolo. El pan de oro no brilla en las ilustraciones.

7 comentarios:

María dijo...

Ohhhh!!! Gracias por recordármelo!!!

MOI dijo...

Buen gusto Amaro, Klimt y Schiele son de mis favoritos, más klimt, y Mucha, Alfons Mucha, qué buenos pintores hay por el este.

los lunes dijo...

Me apunto la sugerencia.

Océano Mar dijo...

Desde que vi la primera fotografía de la obra de este hombre me quedé prendada (no he tenido la suerte de verlo en directo).

Un beso Manolo!!! Que ya hace eones :))

Manuel Amaro dijo...

María... gracias por disfrutarlo conmigo.

Moi... Increíble que con ese nombre, Alfons Mucha no sea catalán.

Lunes... ¿la sugerencia del pintor, o la de ir a Viena? XD

Mar... pronto tendrás sorpresita. Un beso!!

los lunes dijo...

Ambas, of course

Maru dijo...

Para serte bien sincero, no me gustó mucho. Me gusta el hiperrealismo.
No sé si conoces a Claudio Bravo, que murió hace poco.
Tal vez deberías echarle un vistazo.

Un abrazo