martes, 2 de octubre de 2007

Lectura: Cyrano de Bergerac, de Edmond Rostand


Es Cyrano sin duda uno de esos personajes cuyo nombre nunca olvidas, al igual que Jean Baptiste Grenouille, Jean Valjean, Long John Silver o Manuel Amaro. El cyrano de Rostand es un individuo pendenciero y sarcástico, duro y tierno, frío y apasionado, acomplejado por una nariz descomunal en cuya defensa sale a base de espada e ironía.

Es un libro escrito en prosa poética con una exquisitez increíble. Cada párrafo, cada línea, cada palabra sólo causan en el lector el mismo efecto que comerse una pastilla de chocolate (a quien le guste, claro).

Como curiosidad, su autor vivió toda su vida atormentado con su propia creación, pues sabía que había escrito una obra tan exitosa que difícilmente iba a poder mejorarla. Incluso era consciente de haber creado un personaje dotado de un espíritu sublime que ni él mismo poseía.

Si no tenéis el libro, os dejo un enlace desde el que lo podéis descargar.

2 comentarios:

Sara Serrano Amaro dijo...

de k va??????

Anónimo dijo...

Your blog keeps getting better and better! Your older articles are not as good as newer ones you have a lot more creativity and originality now keep it up!