lunes, 6 de abril de 2015

DE "DIOSES Y CORDEROS": EL VOYEUR

Siempre me ha parecido muy poética la figura del voyeur.
Una persona incapaz de controlar sus impulsos, una persona en apariencia normal. Alguien como tú y como yo. Alguien capaz de cometer una locura con tal de acceder a la intimidad de otro, pero que jamás lo haría si pudiera pararse a pensar en ello.
¿Por qué arriesgarlo todo por ver por una rendija un pecho desnudo cuando se puede acceder a toda la pornografía del mundo en la red? Por adrenalina. Por sentirse vivo.
Este relato, el décimo de "Dioses y corderos", cuenta la historia de un policía que se siente irremediablemente atraído por la posibilidad de poder fisgar en la habitación de una chica joven que sólo conoce de vista.
Os dejo un breve fragmento:

Una hora después, en cuanto terminé el turno, me fui a la pensión y me tumbé boca arriba, sin poder quitarme de la cabeza las dulces curvas de aquella muchacha que parecía haberme envenenado. En cuanto hubo oscurecido, me di una ducha fría, cené un resto de bocadillo que me había sobrado del mediodía y salí a tomar un poco el aire. La ciudad se mostraba luminosa y radiante, llena de personas que deambulaban de un lado para otro, sonrientes, activas y ajenas a los demás. Me detuve un instante en mitad de la calle, observándolo todo, comprendiendo que mi presencia no era más que una sombra difuminada entre el caos de los garitos y la euforia de las pandillas de jóvenes escandalosos.

 Entonces, alcé la mirada y me estremecí al comprender que me encontraba exactamente frente a la ventana de la chica, y que en ésta la persiana estaba subida y la luz encendida. Me arrinconé en una sombra y esperé a que algo pasara, sintiendo cómo mi pulso se aceleraba cada vez más.

Si alguna vez te has sentido tentado de hacer algo similar, querido lector, si tu pulso se ha acelerado y te has preguntado a ti mismo qué diablos estabas haciendo, puede que entonces tengas algo de voyeur en ti.
Si ese es el caso, ten cuidado porque tu inocente aventura podría escapársete de las manos.