lunes, 3 de septiembre de 2007

Fobos: "Ego", el dueño que todos tenemos dentro

Ego narra la historia de un hombre que dice ser el centro del mundo, y afirma que nada ni nadie existe cuando él no está presente (una idea sacada de las clases de filosofía, seguro) (me confirma mi amigo Fran que esta idea tiene nombre: solipsismo). Para escribirla, experimenté con un diálogo continuo, sin narración ni guiones intermedios, como si fuese una conversación escuchada a través de una pared (o grabada en una cinta, jeje). ¿Por qué hice esto? No lo recuerdo bien, pero creo que fue por perrería acompañada de un sentido práctico propio del hombre de ciencias que soy: si no hay narración, no hay descripción de los personajes ni del entorno, hecho que podía haber alargado demasiado el relato.
Ego es sin duda mi relato más incomprendido. Lo escribí en 1996 y creo que tardé más de cinco años en encontrar a alguien que me dijera seriamente que le había parecido una historia increíble.
Y esto dolía.
Sobre todo porque siempre le tuve un cariño especial, tal vez porque había sido una historia muy difícil de sacar adelante. El caso es que cuanto más lo leía, más me gustaba, y en oposición a esto, todos los que lo leían me decían que ni fú ni fá (muchos incluso afirmaban no haberse enterado de mucho).
Frustrado y sin querer reconocer que tal vez no había sido capaz de plasmar todas las ideas que tenía en la mente (siempre he sido un tío orgulloso), esta curiosa historia empezó a resultar rentable (a efectos de "ego" personal, jeje) cuando un amigo lo leyó y me dijo que le parecía la mejor de mis historias con diferencia. ¡La mejor! Esta opinión aislada empezó a verse secundada por los comentarios entusiastas de más lectores, que veían en Ego una historia imaginativa, fresca y demencial.
Ahora tengo claro que "Ego" será siempre mi relato más incomprendido. Gustará mucho o provocará un desinterés que raye el aburrimiento. Es lo que tienen las historias raras.

14 comentarios:

Sara Serrano Amaro dijo...

Ego ha sido el mejor relato de todos los tiempos.
Me encanta! Hay gente que no lo comprende pero... sólo hay que tener un poquito de inteligencia para saber que es el mejor y que no hay ninguno igual!!!!
Bss
Sara

FELIX dijo...

Como idea filosofica no esta nada mal :Existe algo que no estemos sintiendo????...
Hay que reconocer que el estilo es un pelín rarillo comparado con el resto de relatos y que el personaje se hace un poco antipatico por lo narcisista y egocentrico que és. En fin a mi me ha gustado pero no entraria dentro de mis cinco relatos favoritos...

Manuel Amaro dijo...

Querido Felix, en primer lugar, el mérito de la idea no es del todo mía (ya he dicho que es una teoría filosófica). En segundo lugar, imagina que tú seas el centro de todo... ¿no serías necesariamente así de narcisista y antipático? Creo que esa personalidad estaba forzada por la misma historia.
Un abrazo!!

Miguel Angel dijo...

Pues también es una de mis historias favoritas. Sobre todo porque tengo claro que soy el único que existe y todos vosotros sólo sois productos de mi mente Ja! Ja! Ja!

Manuel Amaro dijo...

Si el amigo Miguel Ángel tiene razón, y yo ahora mismo estoy pensando... eso significa que pronto voy a verlo...
¡Brindo por ello!

Sara Serrano Amaro dijo...

¿Estas pensando en mi???
Porque yo lo que quiero es dejar de no existir!!!!!! Quiero existir!!!!!!!

Concha dijo...

No está mal eso de sentirse "producto" de mentes por un rato;a veces es agradable saber que piensan en tí, lo malo es no poder elegir esas mentes...

Manuel Amaro dijo...

¡Ostras, qué líos de juegos de palabras en vuestros profundos comentarios!

FELIX dijo...

Si somos producto de una mente, no controlamos nuestros actos???, jolin que divertido, todos mis errores no los he exo yo jejeje, claro k entonces mis aciertos k pasa kon ellos, en fin si k esta dando de si este relatillo no?

Manuel Amaro dijo...

¡Dejad de pensar ya! ¡Es absurdo!
Ni siquiera vuestros pensamientos son vuestros, so cacho ignorantes. ¡Yo os los implanto!

Manuel Amaro dijo...

Me acabo de dar cuenta de que había un problema con el vínculo de descarga de este relato y no marchaba bien.
Ya está arreglado y se puede descargar.

Sara Serrano Amaro dijo...

no paréis de visitar mi pagina
www.saraserranoamaro.blogspot.com

Patricia Cruzat Rojas dijo...

Tuve la fortuna de leer esta historia y ojo! no es ciencia ficcion es real tan real como todos los que aquí escribimos!!!

La comencé a leer y ya me gustó...por su forma escrita...directo al grano, confusa y absolutamente cierta...se me hizo nada y quedé con ganas de más!

Diría que es una historia real y que sólo los nombres fueron cambiados para proteger a los incautos.

Una vez más quedé plop

Manuel Amaro dijo...

Patricia: Me quedo con tu frase "tan real como todos los que aquí escribimos". Chiquilla, aquí no hay nadie real, tan sólo yo. Jajaja.