domingo, 9 de septiembre de 2007

Una pequeña fábula


Me acaba de contar Susana una fábula que me ha gustado bastante. No estoy seguro de la autoría de la misma, pero me da que es un juicio salomónico. En cualquier caso, me ha parecido divertido comprobar que siempre hay una vuelta más de tuerca.

Pues resulta que había un señor que gustaba de ir al mercado a pasearse y oler las cosas. El hombre disfrutaba viendo la algarabía y acercándose a los puestos a oler las frutas, las verduras y la gran cantidad de especias que allí se vendían.

Enfadados y hartos por esta actitud, los mercaderes se pusieron de acuerdo y denunciaron al hombre al rey, alegando que con el olor, el hombre se llevaba pequeñas cantidades de sus productos sin pagarlas.

El rey, después de valorar el caso y escuchar las explicaciones de aquel curioso señor, decidió lo siguiente:

"Este hombre tendrá que pagar por oler vuestras mercancías. Y decido que el olor de la comida se pague con el sonido de las monedas".
:)

6 comentarios:

Sara Serrano Amaro dijo...

jajajajajajjajaja
muy bueno
lo primero k tendrias k contaar a la gente es kien es susana
jajajajajajjajaja

Dani dijo...

jejejeje es buena. pero no es una fabula. una fabula esta protagonizado por animales y yo no veo ninguno, normalmente estas historietas tienen una moraleja.

Manuel Amaro dijo...

No quería alargarlo, pero el mercader es una rata, el señor oliscón un snauzer enano y el rey un cocodrilo africano.
Jaja!
Reconozco mi ignorancia. Gracias.

FELIX dijo...

K xula, vaya Manolo o sea k t pasas la vida kritikando k mande kuentos y a la k m deskuido t pones a publikar uno jejeje... klaro komo este t lo kuenta Susana ya vale no??? jajaja. Si kieres kuentos ya t los vuelvo a mandar, tambien tengo poemas xulos, por cierto mu xula la poesia de las personas curvas, m a gustao muxo i no lo konocia. Un abrazo

Manuel Amaro dijo...

Querido Felix, lo que pasa es que la gente torpe como yo necesita un empujón extra para entender tus difíciles cuentos y poemas. Pero acepto todo lo que me mandes, y si me gustan, publicaré entradas con ellos. Esto va por todo el mundo.
Como pago, ¿aceptáis el sonido de las tarjetas de crédito? :)

Sara Serrano Amaro dijo...

yo prefiero el sonido de los billetes de 500 €, pero me gustan más si los tengo de verdad jajajaj